Cogersa inicia el servicio de apoyo a la limpieza de 90 playas

Cogersa inicia el servicio de apoyo a la limpieza de 90 playas

El Consorcio para la Gestión de los Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) inició a comienzos de mes el servicio de limpieza de playas que, desde hace años, presta como apoyo a los ayuntamientos costeros. Hasta el 15 de septiembre se adecentarán prácticamente a diario 90 arenales.
A través de una empresa contratada, Cogersa moviliza un dispositivo que supone este año un gasto de 453.000 euros (IVA no incluido) e implica a 40 operarios, 12 tractores con máquina cribadora, 12 remolques, 3 camiones de alta capacidad y 9 vehículos todoterreno, entre otros recursos materiales.
Desde antes de Semana Santa y durante el mes de mayo, Cogersa llevó a cabo las tareas de retirada de troncos y demás restos del invierno, los arrastres de las riadas y mareas. Así, el trabajo de los meses de verano consiste esencialmente en el mantenimiento, lo que incluye el cribado de la arena y la recogida de los residuos que dejan los usuarios.
Tanto el sistema de limpieza (mecánico o manual), como la periodicidad, se planifican en función de las necesidades de cada playa, considerando el número de usuarios, la extensión e incluso las condiciones de acceso (si es posible entrar o no con vehículos rodados).
Existen, además, 32 arenales con sistemas dunares o con vegetación que requieren un tratamiento especialmente respetuoso, ya que albergan ecosistemas valiosos e incluso especies de flora y microfauna protegidas. En algún caso forman parte de la Red Regional de Espacios Naturales Protegidos o de la Red Natura 2000. En estas localizaciones, no se lleva a cabo el cribado de la arena, tan solo la retirada manual de los desperdicios arrojados por los usuarios (envases, plásticos, tablas…).
En este sentido, el consorcio pide a los ciudadanos que hagan un uso respetuoso de las playas y sean conscientes del impacto ambiental que supone el abandono de residuos. Cogersa recuerda que existen contenedores de basura mezclada y de reciclaje en las inmediaciones de todos los arenales y que, en caso de encontrarse en parajes alejados, lo más responsable es llevárselos de vuelta a casa.
En 2015, Cogersa recogió 2.829 toneladas de residuos en las playas que fueron trasladados hasta las instalaciones centrales del consorcio, en Serín, para su recuperación (caso de las grandes maderas y troncos de las riadas) o para su depósito en el vertedero de La Zoreda.